Control de la carga
del entrenamiento de porteros

PREÁMBULO

Una de las mayores preocupaciones de los entrenadores de porteros es saber comocontrolar la carga de entrenamiento de sus porteros. Creo que es importante consensuar nuestro método con los preparadores físicos, para consensuar una planificación en función del modelo de juego del equipo y el tipo de entrenamiento que llevaran a cabo . Es importante también formarse, estar siempre abierto a aprender de los demás y sobretodo aplicar el sentido común. A continuación voy a detallar el trabajo realizado con los porteros del equipo CF Igualada de 3a división del grupo V, durante la primera mitad del campeonato liguero la temporada 2020-21.

CONTROL Y TIPOS DE CARGA:

Mi modelo de trabajo se basará en la clasificación de la fuerza que hace Jose Sambade, catalogada como la cualidad física básica más importante que las otras, en el entrenamineto del portero.

Distinguimos tres tipos:

– Fuerza de base: acciones motrices que desarrolla el portero en el juego: los saltos, desplazamientos y apoyos. Trabajaremos esta cualidad en sesiones lejos del partido durante la semana. 

– Fuerza específica: posicionamiento, desplazamiento y impulsión. Velocidad reactiva: dificultad de estímulos, velocidad gestual y segmentaria, espacio próximo y aumentar velocidad del balón. esta cualidad la trabajaremos en sesiones cercanas al partido.

– Fuerza preventiva: equilibrios, CORE y trabajo funcional del hombro. Este tipo de trabajo se realizará en cada sesión antes de empezar . Seguiremos el modelo que aplica Jon Zabala en el SD Eibar para controlar la carga, sincronizando los elementos tecnico-tácticos con el trabajo condicional. Tras cada sesión a los porteros se les pregunta el esfuerzo percibido por el portero , en una escala de 0 a 10, de menor a mayor grado de esfuerzo: RPE. Ejemplo de reparto de cargas y tipos de de RPE.

 

ESFUERZO PERCIBIDO POR LOS PORTEROS

He escogido 22 sesiones consecutivas durante período competitivo, en las que los porteros, pasados unos 30 minutos del final de la sesión me tenian que decir cual era el esfuerzo o nivel de carga que habian tenido durante la sesión. Durante este período participaron 4 porteros en el trabajo, tres del primer equipo y uno de la plantilla juvenil. La gráfica de datos que muestro a continuación nos enseña varios aspectos. En primer lugar, en color verde apreciamos a Romans, el portero titular que siempre suele mostrar un grado de trabajo bastenate constante. El único pico de trabajo que tiene fué un lunes después de competición en la que decidió tomar parte pero acabó con demasiado carga, y a partir de ese día, los dias después de partido él hacia trabajo un trabajo más individualizado o de carga controlada. En el caso de la barra roja, Pau, es el segundo portero, que se lesionó en pretemporada, recayó la primera semana de competición y cuando volvió al trabajo primero tenia un volumen de carga individualizado, para más tarde aumentar la intensidad y participar con el equipo. En estas últimas sesiones se aprecia su grado de cansancio en progresión aumentada. En el caso de José, azul, estuvo pocas semanas con nosotros, y su nivel de cansancio era siempre regular y no demasiado alto. Por último, Bruno, portero juvenil, de color amarillo, solia acabar muy cansado las sesiones por la dificultad añadidad de entrenar con compañeros de nivel superior.

TIEMPO DE TRABAJO ESPECÍFICO

El tiempo de trabajo específico para porteros depende, en grana medidad de dos parámetros: el diseño de la sesión del staff técnico y la proximidad del partido. Las sesiones son consensuadas con el cuerpo técnico, destinando un apartado a tiempo para entrenamiento de porteros y el resto en conjunto. Además, a mayor distancia del dia de partido, generalmente dispongo de más tiempo de trabajo con los porteros, y a medida que se acerca la competición el tiempo disminuye. Este parámetro cuadra con los dias de carga, de mayor volumen a principio del microciclo.

TIPO DE TRABAJO Y CUANTIFICACIÓN

El volumen de trabajo, que ya he explicado se basa en la fuerza, se basa en tareas que el portero realizará en la competición: aceleraciones, caidas, saltos, reincorporaciones. Para calcular la carga, se multiplica el RPE por el tiempo de trabajo realizado durante el microciclo. Teniendo en cuenta, todos los factores, anteriormente comentados, es muy importante individualizar el trabajo de los porteros, lo que nos va a permitir tener más parámetros controlados.

En los 3 primeros porteros se observa que el pico de volumen crece entre semana y baja cuando se acerca el fin de semana, siendo Pau el único que no lo hce por estar lesionado y reaparecer tras la lesión. El promedio de volumen de una sesión entre todos los porteros es de 202, siendo el pico máximo 480 y el mínimo 20.

CONCLUSIONES 

Es muy importante llevar controlado el registro de cargas de nuestros porteros, ya sea por el tipo de trabajo, sensación de cansancio tras la sesión o volumen registrado. Los datos nos serviran para calcular las cargas en períodos de competición, y tener presentes períodos de descanso o de aumento de la carga.

JOAN PUIG LLORT

Entrenador de Porteros RFEF. Entrenador Fútbol Nivel 3. Diplomado en Educación Física

Scroll al inicio